Hay tomas de consciencia que parecen no llegar,

Hay otras que cuando lo hacen queman.

Hay días en los que la oscuridad parece que se apodera de cualquier rayo de luz,

Que el universo se olvidó de que existes.

Hay días en los que nadie te entiende,

Emociones retenidas que no aguantan más dentro de ti,

Emociones dispuestas a salir sin freno.

Aprendizajes que dejan heridas y no sólo en la piel.

Días en los que el aire parece que no llega a ti.

Incluso en esos días donde la emoción tiene la imperiosa necesidad de salir,

Negamos su aparición, nos negamos a llorar

Mientras nos desgarramos por dentro,

Consecuencia del rechazo a sentir.

Consecuencia de la “No aceptación”.

Preguntas recurrentes “¿Por qué me pasa esto a mí?”

Nos creímos distorsión y sólo somos una parte de ello.

Nos creímos limitados y eso es lo que sentimos ser, seres limitados.

Nos creímos no merecedores y ahora nos lamentamos de no tener.

Creímos que “tener” era la salvación, y que no tener era miseria.

Creímos que poniendo nuestro foco en el que “tiene” llegaríamos a él.

¡Nos perdimos!

Perdimos nuestro foco, nuestra brújula.

Creímos que el foco estaba en el otro.

Que nuestra brújula era seguir al otro.

Entramos, creímos y apostamos en la adoración al otro por encima de uno mismo.

Creímos que el compararnos sería la herramienta para llegar al otro.

Creímos que nuestro brillo residía en “tapar” el del otro, “superarlo”.

Te has preguntado ¿Qué quieres tú?

¿Quién eres tú?

¿Para qué aparece la necesidad de “superar” al otro?

¿Para qué quieres “superar a nadie”?

¿Has creído que hay alguien a superar que no seas tú?

Superar tus creencias,

Esas que te están limitando,

Esas que te mantienen en la distorsión de la comparación…

¿Te parece poca superación?

Tú, tu mente, el único “enemigo” a superar.

No hay más, no existe más.

Fue tu mente la que te hizo creer que el poder estaba en el otro.

Fue tu ego, el que tiene un mal perder, el que te hizo víctima.

Son tus emociones las que te advierten, las que quieren darte el mensaje,

Las que están aquí para ayudarte.

¿Las sigues rechazando?

paisaje maleta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies