Estos días he estado en Florencia, y quiero compartir contigo algo que me ha dejado  maravillada.

¿Has tenido la oportunidad de ver el David de Miguel Ángel? el verdadero, que está en la Galería de la Academia.

Yo lo vi con trece años y recuerdo que me impactó pero en esta ocasión, aparte del impacto por sus dimensiones, he integrado mucho más el mensaje e historia de esta escultura.

En la Edad Media la suerte de una persona dependía de Dios, todo se “encomendaba” a su figura. Así que si algo te iba bien o mal dependía de un “tercero”. Mirado fríamente eras una víctima y era Dios el que decidía. Así pues, eso que en ocasiones nos gusta tanto, el buscar responsables, “LA CULPA”, era de otro.

Desde tiempos lejanos eso de ser víctimas ya nos gustaba. Es más fácil y cómodo hacer responsable a otro de lo que sucede en tu vida! Aunque quizá esto ha evolucionado y como ya se ha comentado en otros post, cuando se consigue algo que consideramos positivo, entonces sí que lo hemos logrado nosotros! Nos olvidamos de “Dios”. Nos gusta más vencer que aprender??

Volviendo a la escultura de David, es muy interesante el mensaje que Miguel Ángel transmite con esta obra.

La escultura representa a David, un personaje bíblico, antes de enfrentarse con Goliat, un gigante al que todos temen, y al que David acaba venciendo sin demasiado esfuerzo. Simplemente lanzando una piedra ayudándose de una honda.

El mensaje está claro, la victoria del “pequeño” frente al “grande”. Mensaje esperanzador y motivador que nos recuerda que por mucho que parezca que podemos tenerlo todo en nuestra contra, siempre existen posibilidades para salir “vencedor/a” de una situación. Para vencer incluso cuando los demás no lo creen o no apuesten por ello.

Observando la escultura ves a un David desafiante, con mirada fija, rotunda. Sólo mirándolo puedes sentir seguridad y grandeza (ayuda también el tamaño).

La escultura transmite un mensaje que evoluciona de la época Medieval. Conseguir tus objetivos, sólo depende de ti. Con confianza, con seguridad, puedes lograr aquello que deseas; y estos ingredientes están en ti, tú tienes el poder. Miguel Ángel quiso dar ese mensaje en 1504! Era un avanzado en su época!

Miguel Ángel lo deja claro “Si crees que puedes conseguirlo, lo conseguirás, el poder está en ti”.

A partir de ahora voy a llevar conmigo una imagen del David de Miguel Ángel, por si en algún momento quiero recordarme que todo depende de mí, que soy merecedora de todo lo bueno y que si realmente lo quiero, puedo conseguirlo. ¡Todo depende de mí!

¿¡Te apuntas!?

Por si te animas, aquí te dejo una de las fotos que podrás llevar encima 😉

david miguel angel

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies