maldives cecilia

 

¿Te duele? ¡Pues toma un poquito más!

Así me pasé gran parte del aprendizaje, es decir, una gran parte de lo vivido hasta ahora.

La frase “Qué poco dura la alegría” me bombardeaba de manera constante.

Sí, hablo en pasado y no porque ahora ya no aprenda nada, quizá más que antes, no porque ahora no me duela, voy de contracción en contracción, aunque ahora hay algo diferente…

Ahora sigo sintiendo dolor y lo observo, lo miro, aprendo. Es curioso a la vez que tranquilizador poder observar cómo el dolor aparece y las emociones le siguen.

La ventaja ahora es que puedo verlas, las veo venir y ¡me he convertido en una vividora! ¡Vividora de emociones!

Durante algún tiempo se estilaba aquello de ocultar las emociones, frases como “niñ@ no llores” o “como vaya yo vas a llorar con motivo”, nos acompañaban en nuestro crecimiento, imagino que con la creencia o convencimiento de “ojos que no ven corazón que no siente”. Detrás de ese deseo, el deseo de no sentir, reprimiendo las emociones, nos llevó a ser esclavos de ellas e incluso a perder los papeles cuando éstas ya no cabían más dentro de nosotros y por “sobrecarga en la red” salían sin control, desbocadas y dejando importantes inundaciones.

Todavía recuerdo la vez que se me escapó el pipi en clase por miedo o quizá vergüenza a pedir que me dejaran salir al baño. “La sobrecarga en la red” dejó una importante inundación y no sólo en el suelo, también en mi corazón.

Crecimos y más tarde empezamos a escuchar aquello de “gestión emocional” y con vergüenza y casi a escondidas empecé a interesarme, a querer conocer. ¡Por fin una posible salida! Aunque tenía la sensación de que era una incomprendida y que tenía que esconderme por sentir y en especial por admitir que tenía emociones que se etiquetaban como “feas”. Nuevos comentarios como “es muy sensible”, “debes ser fuerte”, provocaban nuevas inundaciones.

Quizá ese desconocimiento a las emociones y a la gestión de ellas pudiera provocar confusión. ¿Qué entendemos por gestión emocional? En mi caso me limitaba, para mí era el control de esas emociones y ¡Me había pasado la vida controlando! ¡Controlando no sentir!

Así que seguí mi investigación particular, experimentando con las emociones.

Mirar, escuchar y aprender de las enmociones, no es para mí “gestión emocional”, o por lo menos no la gestión emocional que yo viví en un primer momento. Así pues, yo no gestiono mis emociones.

¡Ni las gestiono ni quiero!

Y si te estás preguntando el por qué… Pues porque no quiero, porque no me gusta, ¡Porque ahora decido no controlar para vivir!

¡Soy una vividora, una vividora de emociones!

¡Sí, ya es hora de vivir!

Eso no significa que no duela,

Eso no quiere decir que no me enfade,

Eso no quiere decir que siempre esté riendo.

¡Eso quiere decir y digo, que vivo!

Observo, estudio, contemplo, camino, trabajo, río, como, duermo, me enfado, aprendo, me vuelvo a enfadar, me remiro, me hablo, me observo, lloro, vuelvo a reír.

Me caigo, observo con qué me he caído, me detengo si es necesario.

Me levanto con una toma de conciencia adquirida.

Sigo caminando, miro el paisaje, me maravillo.

Me vuelvo a tropezar, Esta vez con un palo.

Lo observo, ¿para qué ha aparecido en mi camino?

Aparecen flores, las huelo.

Me compro colores, dibujo…

 

Puedo pasarme el día lamentándome por las piedras, palos, o bien por sentir. ¿Eso sería vivir?, ¿En qué condiciones?

Nos dicen que la época de la represión ya pasó, y quizá somos nosotros mismos los que seguimos viviendo en ella cada vez que nos reprimimos a vivir.

 

¿Qué es vivir?, ¿Qué es ser un/a Vividor/a?

Aquí te dejo los pasos que a mí me han convertido, por fin, en una ¡Vividora!

  • Vivir es sentir.
  • Vivir es observar.
  • Vivir es aceptar.
  • Vivir es no juzgar (y sí, he puesto un NO en una definición!) Pq…
  • Vivir es ser rebelde.
  • Vivir es experimentar.
  • Vivir es prueba y aprendizaje (el error no es el final)
  • Vivir es llorar.
  • Vivir es reír.
  • Vivir es aprender.
  • Vivir es amar(te).

 

¡Soy una vividora! ¿Y tú?

 

Cecília Ruiz

17/01/2017

www.ceciliaruizcoach.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies