¿Cuántas veces le pides a otra persona que te quiera!? A tus hijos, a tu pareja, a tus amigos…

Cuando digo “le pides a otra persona que te quiera” no me refiero a pedirlo sólo con palabras, que también; Observa cuando hay un pequeño entre nosotros como escuchamos las palabras “¿Cuánto quieres a la mama?”.  Me refiero, y voy, más allá. Cuando con nuestros actos estamos pidiendo a “gritos” que el otro nos quiera.

Voy a poner un ejemplo que por muy duro que parezca, y aunque es probable que pueda generar debate, está pasando. Los adorables abuelitos que por necesidades familiares se llevan a una residencia y ellos no quieren estar allí (no digo que todos no quieran estar, únicamente detallo un hecho objetivo de familias que por necesidades llevan a sus mayores a residencias para que allí puedan estar mejor atendidos aunque ellos no se encuentren del todo cómodos). Bien, estos abuelitos reciben visitas los fines de semana de sus hijos, nietos, … Estos abuelitos dan “con todo su amor” unas monedas o billetes a sus familiares cada vez que éstos les visitan. Ante este hecho surge la pregunta “¿Qué quieren conseguir con ello?, ¿Qué hay detrás de ese dinero?, ¿Qué buscan?”  No niego que estén preocupados por la economía de sus seres queridos, aunque me pregunto si quizá pueden buscar el reconocimiento, el que no los olviden, que sigan visitándolos. ¿Tienen miedo a ser olvidados? ¿Inconscientemente buscan el reconocimiento, el ser “útiles”? ¿O quizás el salir de allí? Y el familiar, ¿cabe la posibilidad de que esté “buscando” algo a cambio cuando va a visitarlos?

Este ejemplo lo podemos trasladar a cualquier situación diaria, situaciones personales, en el colegio, en el trabajo, … ¿Cuántas veces actuamos esperando algo a cambio de otro? Incluso, puede ser que hasta no respetándonos a nosotros mismos para lograr la aceptación del otro.

Llevándolo a un caso extremo encontramos las bandas juveniles, como para ser aceptado en el grupo debes recibir una paliza, pegar, o incluso llegar a matar.

¿Dónde está tu amor hacia ti en los casos donde haces algo esperando la aceptación reconocimiento del otro, incluso no respetándote a ti? ¿Dónde está el respeto hacia ti mismo? ¿Buscas el amor, aceptación, en otros!? ¿Y tu parte del trato dónde está?! ¿Delegas tu responsabilidad, el quererte, el respetarte y cuidarte en los demás?

me quiero

Esto me recuerda a una canción que dice “Si quieres que te quieran has de aprender a quererte, así todos lo harán y verás cómo el mundo cambia… Y cuando seas feliz, respira!”

quierete

Quiérete a ti mismo y podrás querer a los demás. Niega quien eres y serás tan desdichado como el resto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies