mar vida opciones

¡¡Nadie te obliga a nadar!!

¡Lo eliges tú!

Si crees que tu única opción es nadar puede que no sientas tu poder de elección, pues no crees que existan más opciones. ¿Quizá hayas sentido en tu vida que nadar es una imposición, una obligación?

Si esta situación te resulta familiar:

  1. Revisa tus creencias.
  2. Enumera posibles opciones a parte de “nadar”.
  3. Permítete visualizar, sentir e incluso escuchar las diferentes opciones de la lista del punto anterior. ¿Con cuál te sientes mejor?
  4. ¿Cuál es la opción que más te apetece?

Ahora que estamos en época vacacional para muchos, Imagina que te propones hacer un viaje a algún lugar lejano, existen varias opciones para llegar; andar, ir en bicicleta, moto, coche, avión, tren… Teniendo en cuenta tu situación actual, días que dispones, distancia, lugar de destino, etc. Quizá tomarás la decisión dependiendo de lo que más se ajuste a “tu realidad”.

Lo mismo pasa con el mar de tu vida.

En nuestra aventura por la vida en ocasiones tenemos la sensación que ésta nos ahoga, ¿quién te obliga a nadar? ¿Has creído que nadar es la única opción?

¡FELIZ ELECCIÓN!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies